Después de la tormenta...

Estaba de compras el pasado domingo por el centro de la Ciudad de México cuando de repente, mi hermano se percató de los siguientes señalamientos en plena calle:
Supongo que nos advertía que podíamos sufrir alguna caída con lo resbaloso del suelo mojado por la tormenta que acababa de caer.

Gente tan amable.

Momento... el domingo no llovió...





Chidoguán.
[el_roulo]

0 comentarios: